Laboratorio

Con el fin de garantizar una calidad alta en la elaboración del producto, en nuestro laboratorio examinamos permanentemente las materias primas, escogemos al azar diferentes pasos en la producción para supervisarlos y comprobamos a intervalos regulares la calidad de los productos finales. En nuestros laboratorios recurrimos tanto a métodos de ensayo demoledores como no demoledores.

Estos ensayos se realizan conforme a amplios esquemas de control y exclusivamente por nuestros especialistas. Se recogen los resultados y en caso necesario, se aplican medidas de corrección en los procesos de desarrollo y elaboración.

Ejemplos de ensayos:

labor_hawle_4_ES 100% control en producción control del revestimiento prueba prolongada de 5 años prueba de rotura prueba de tracción

La prueba de estallido

En las plantas de prueba se realizan pruebas de estallido con válvulas que se llevan a cabo por nuestros ingenieros en el laboratorio en unas condiciones protegidas por accidentes.

Presión de prueba a 24 bares
Rotura del tubo a 61,5 bares
Tubo tras realizar la prueba

Los accesorios del System 2000 sirven de ejemplo aquí para demostrar que en el tubo se produce el mismo efecto, independientemente si se utiliza un tapón final o una brida montada a una brida ciega para PN 16 en las dimensiones DN 80/da 90.
Según establece la norma EN 12266, un producto con PN 16 tiene que resistir a una presión 1,5 veces mayor. Para el producto del System 2000 de PN 16, examinado en este ejemplo, significa resistir a una carga de 24 bares.

Para la realización de esta prueba se llena el dispositivo con agua bajo una presión inicial de 10 bares. Se aumenta la presión hasta alcanzar la carga establecida por la norma. Se puede observar que el aro de apriete impide que la tubería se salga de la válvula.

A continuación, se sigue aumentando la presión hasta que se rompa el tubo.
Después de aproximadamente cuatro minutos bajo una presión de 61,5 bares el tubo estalla dejando las típicas marcas en forma de burbujas. Se puede observar que a pesar de la alta presión, el aro de apriete todavía impide al tubo salirse de la válvula.

Las marcas en el tubo demuestran que el dentado especial del conector ejerce su fuerza en un punto fijo lo que impide que haya un efecto de muesca en el tubo y por consiguiente no se estropea.