Laboratorio

Con el fin de garantizar una calidad alta en la elaboración del producto, en nuestro laboratorio examinamos permanentemente las materias primas, escogemos al azar diferentes pasos en la producción para supervisarlos y comprobamos a intervalos regulares la calidad de los productos finales. En nuestros laboratorios recurrimos tanto a métodos de ensayo demoledores como no demoledores.

Estos ensayos se realizan conforme a amplios esquemas de control y exclusivamente por nuestros especialistas. Se recogen los resultados y en caso necesario, se aplican medidas de corrección en los procesos de desarrollo y elaboración.

Ejemplos de ensayos:

labor_hawle_1_ES 100% control en producción control del revestimiento prueba prolongada de 5 años prueba de rotura prueba de tracción

100% ensayo de presión

Revisión del montaje
Comprobación funcional (manejo sencillo)
Prueba de resistencia
Control visual bajo presión
Evacuación del agua

Ya desde la producción, HAWLE pone la máxima atención en la seguridad funcional. Además de las pruebas aleatorias realizadas a los materiales según los estándares y las pruebas de tolerancia habituales, en nuestras instalaciones de HAWLE sometemos  todas las válvulas, collarines de toma de carga e hidrantes a un amplio esquema de pruebas de resistencia, buen funcionamiento y estanqueidad según la norma EN 12266 en la fabricación final.

Ejemplo de una revisión de un hidrante:

  • Al montar los hidrantes, los expertos de HAWLE ponen un especial cuidado en el correcto funcionamiento de cada uno de los componentes.
  • La prueba del funcionamiento consiste en accionar en primer lugar el hidrante sin medio. Mediante la medición del par de giro se comprueba el fácil manejo de las partes móviles.
  • En el siguiente paso se fija el hidrante en el dispositivo de prueba para comprobar su resistencia. El cuerpo entero se expone a una presión hidráulica de 26 bares, lo que equivale a una presión nominal 1,5 veces mayor según EN 12266 para hidrantes para PN 16. Durante el plazo fijado de dos minutos el hidrante no debe mostrar fugas.
  • Se cierra el macho de válvula y se evacua el agua de la columna del hidrante a través del orificio de drenaje integrado. Se comprueban la ubicación correcta del macho de válvula y la cantidad de agua restante. Según establece la norma EN 14384 la cantidad de agua restante no debe superar 100 mm³, para evitar que se produzcan gérmenes. La cantidad de agua que queda en los hidrantes HAWLE es CERO.
  • La prueba de estanqueidad del macho de válvula se realiza mediante una presión nominal 1,1 veces mayor según establece la norma EN 12266.
  • Mientras se está realizando la prueba de resistencia y la siguiente prueba de estanqueidad del macho de válvula, se comprueba la protección del agua a presión.En ningún momento debe salir agua por el orificio de drenaje.